las máquinas se comunicarán, negociarán y venderán servicios

The machines themselves will communicate, negotiate, and sell services and assets

La industria 4.0 sigue nublada para mucha gente, y las capacidades tecnológicas que ya se están desarrollando están lejos del gran público.

La cuarta revolución industrial promete cambiar mucho de lo que conocemos y hacer un uso adecuado de los “disruptivos» adjetivoque está íntimamente ligado a él.

La tecnología desarrollada por Fundación IOTA ya cumple este papel.

IOTA es la tercera generación de Blockchain, pero no es solo una criptomoneda.

Con el avance de esta tecnología, podemos pasar de una lógica de transacción B2B a una de máquina a máquina (M2M).

La comunicación entre máquinas y la evolución de las microtransacciones contribuye directamente a la economía colaborativa, afirma rafael presadesarrollador de mercado de la Fundación IOTA.

En esta entrevista exclusiva concedida a uno de nuestros blogs portugueses, Inteligência Corporativa, Rafael habla sobre las estrategias de Marketing de Contenidos de la Fundación para abordar un tema tan complejo y da una visión alentadora sobre las posibilidades de IOTA.

¡Échale un vistazo!

IOTA es mucho más que una criptomoneda, pero esta es la primera definición que aparece cuando la buscamos. ¿Cómo lidia la estrategia de Marketing de Contenidos de la Fundación IOTA con este tipo de reducción de tecnología?

La Fundación IOTA es una fundación alemana que ha desarrollado la tercera generación de Blockchain. Entendemos Blockchain como una DLT, es decir, Distributed Ledger Technology.

La Blockchain más famosa hoy en día es la de Bitcoin, de la que tanto hemos oído hablar.

Bitcoin está estructurado principalmente como una transacción financiera; es un activo financiero.

No tienes mucha flexibilidad con aplicaciones en segmentos distintos al financiero con Bitcoin y, en consecuencia, otras criptomonedas.

La gran diferencia de IOTA es que, dado que es la tercera generación de Blockchain, tenemos algunos parámetros que se aplican mejor en otras verticales y no sólo en el mercado financiero.

IOTA tiene su criptomoneda que corre bajo la plataforma DLT, llamada Tangle, la cual nos permite actuar muy específica o principalmente en el uso del Internet de las Cosas.

Por ejemplo, la Blockchain convencional, que reconocemos de Bitcoin, tiene una capacidad global para procesar 7 transacciones por segundo en promedio. A modo de comparación, VISA, el operador de tarjetas de crédito, tiene una capacidad de 20.000 transacciones por segundo en todo el mundo.

Es una gran discrepancia para nosotros poder hacer de Bitcoin una moneda global.

Esto es diferente de IOTA porque tenemos una capacidad transaccional escalable.

rafael presa market developer iota foundation
Rafael Presa, desarrollador de mercado, de la Fundación IOTA

¿Cómo funciona esta capacidad de transacción escalable?

Para no entrar demasiado en tecnicismos, lo que puedo decir es que cuantos más operadores, más transacciones tengamos en la red Tangle, más rápido será.

Este es un concepto matemático desarrollado por el profesor ruso Serguei Popov.

Tiene un doctorado de la Universidad de Moscú pero enseña en Brasil en la Unicamp desde hace 10 años. Antes de eso, enseñó en la USP, también universidad brasileña, en el área de Matemáticas Aplicadas.

Desarrolló este concepto matemático detrás de Tangle y proporcionó su aplicación en el segmento de Internet de las cosas.

Para 2025, Gartner estima que tendremos 100 mil millones de dispositivos conectados a Internet a través del Internet de las Cosas.

Imagine todas estas máquinas conectadas realizando transacciones, ya sean valores o datos, en una red con un TPS (transacciones por segundo) bajo, como Blockchain de Bitcoin.

IOTA se enfrentó a eso. Como subproductos, o como consecuencia de esta arquitectura IOTA, lo que sucede es que tenemos una aplicación de la vida real. Damos soporte a una economía de máquina a máquina.

Ahora podemos tener máquinas con identidad propia, descentralizadas, tramitando servicios o productos entre ellas, apoyando también, por ejemplo, una economía compartida.

En este escenario, podemos abrir varios tipos de servicios o productos y trabajar en las ventas a través de microtransacciones, como en el caso de IOTA. Todo esto nos permite dar un servicio.

El costo de operar un proceso con microtransacciones, que a menudo es inferior a 1 centavo, no es financieramente viable con monedas fiduciarias como el real, el dólar o los operadores de tarjetas de crédito.

¿Podría darnos un ejemplo práctico de cómo funcionaría IOTA en una microtransacción?

Imagina que tengo una fábrica y necesito una máquina de soldar. ¿Cuál es el proceso actual? Necesito ir al proveedor de la máquina de soldar y comprar ese equipo.

Si no tengo dinero, voy al banco, pido dinero prestado y compro esa máquina, que sirve para soldar. Este es el escenario actual.

En un escenario con tecnología como IOTA, usamos una especie de envío con el proveedor de la máquina. Me dan la herramienta. Lo pongo en mi parque industrial y pago según lo uso.

Así, la economía se vuelve distribuida, descentralizada.

Esto es lo que llamamos Máquina como Servicio. Pago según el uso, que ya no es la situación en la que saco capital para tener esa máquina.

A medida que esta máquina vaya soldando, podemos programarla para que pague a la empresa proveedora cada 1 cm o 1 mm, lo que sea, de soldadura.

Como me suelda, se produce el pago porque me está haciendo un servicio.

En el contexto actual, con metodologías y empresas de servicios en el mercado, hacer que esto suceda no es posible. Cargar cada pulgada o milímetro de la soldadura es un proceso inviable.

Tecnologías como la de IOTA proporcionan un escenario de propiedad total versus uso.

Como resultado, hay una serie de desarrollos que incluso conducen a beneficios de sostenibilidad, ya que necesitamos producir menos activos porque compartimos productos.

Por ejemplo, dejamos un coche parado entre el 92% y el 96% del tiempo. Imagínese si cada uno de nosotros tiene que comprar un coche para poder moverse. Tendríamos una mayor necesidad de producción, y eso consumiría nuestros recursos naturales.

Desde el momento en que aprovechamos el tiempo en que el coche estaría parado con otras personas utilizándolo, también reducimos la necesidad de recursos naturales, entre muchos otros factores.

Uno de sus roles en la Fundación es promover la adopción de IOTA por parte de personas, grupos y empresas. ¿Cómo funciona la comunicación para cada uno de estos sectores, ya que tienen demandas diferentes?

La comunicación debe hacerse a nivel global y no solo con socios y segmentos industriales.

También hay comunicación para desarrolladores e inversores. Hay una gran parte de estas partes interesadas en IOTA trabajando en activos, comerciando e invirtiendo en la moneda. Tenemos que diversificar nuestra comunicación con cada uno de esos nichos.

Hoy, operamos con más fuerza en las redes sociales. Estamos en Twitter y LinkedIn, y estas redes son la primera fuente de comunicación de impacto.

Después de ese momento, otro tipo de comunicación que desarrollamos es más enfocada a quién está realmente interesado. Esto lo hace Discord, un canal de comunicación directa que incluso incluye a miembros de la Fundación IOTA.

Tenemos Discord abierto y tiene varios frentes: tecnología, investigación, desarrollo y aplicación de casos de uso. En este espacio solemos entablar más conversaciones.

Otro puente que se ha construido en Brasil son los eventos. Hay eventos en el segmento DLT en sí, en el que presentamos nuestra plataforma, pero también hay eventos de nicho.

Otro aspecto interesante es el Marketing de Contenidos porque, como a veces servimos en varios frentes industriales, necesitamos crear contenido relevante para atraer el interés de estos participantes.

Por lo tanto, entienden que pueden usar la tecnología IOTA independientemente de si el activo financiero es una criptomoneda.

Primero trabajó como embajador en la Fundación IOTA y ahora es desarrollador de mercado. ¿Cómo fue el proceso de estructuración del Marketing de Contenidos cuando comenzaste a desempeñar este último rol?

Nuestro trabajo de marketing se enfoca primero en entender un poco más la historia de las personas que llegan a la Fundación y que visión tienen sobre nuestros sujetos.

Simultáneamente, a la vez que desarrollamos materiales para Marketing de Contenidos, también elaboramos invitaciones para empresas interesadas. Este material puede ser, por ejemplo, una publicación de blog promocionada en las redes sociales.

En estas invitaciones, explicamos y hablamos un poco más sobre tecnología pero no dirigidas a tecnicismos.

Traemos información que se enfoca en el alto nivel de beneficios que puede traer este tipo de aplicación. También destacamos las ventajas que la plataforma digital aporta al negocio de estos stakeholders.

A partir de ahí, evolucionamos en la conversación, y en un segundo momento entran más detalles técnicos. También trabajamos con vídeos dentro de nuestro departamento de comunicación.

Contamos con un equipo súper competente en el trabajo de creación de videos para toda esta comunicación con la comunidad.

¿Crees que una de las formas de superar el reto de trabajar con un tema tan complejo es crear una relación a través del Marketing de Contenidos?

No hay duda. Lo enfrento mucho cuando voy a dar charlas o clases de tecnología. Por lo general, es algo con lo que las personas aún no han tenido contacto. Todo es todavía demasiado abstracto para ellos.

Nuestra mentalidad, en general, sigue situada en la Industria 3.0 o incluso en la Industria 2.0.

Cuando empezamos a lidiar con tecnologías disruptivas, es más complejo ir directo al grano y crear una dinámica para que la gente entienda el concepto.

Es necesario montar una escalera para que esta persona suba los escalones y llegue a una comprensión más global de la tecnología.

Inicialmente, la idea es presentar algo innovador.como en las plataformas digitales, pero que ya forma parte del día a día de muchas personas.

Varias personas usan Airbnb, Uber y otras plataformas que traen esta innovación. Este es un cebo para que el individuo comience a comprender IOTA.

Después de presentar los beneficios a la persona en este lenguaje más cotidiano, entramos en puntos más específicos sobre la tecnología que eventualmente necesitará conocer para formar parte de este ecosistema.

A partir de ahí, se preparan para cualquier discusión y también para participar en eventos que profundicen en el tema.

Para que todo esto suceda, la puerta de entrada es el Marketing de Contenidos.

En el equipo de comunicación contamos con especialistas en redes sociales, relaciones públicas y especialistas en creatividad y arte.

Estas personas especializadas se desarrollan y actúan en sus respectivos campos, incluso analizando la mejor manera de interactuar con audiencias específicas.

En el sitio web de la Fundación, hay varios artículos publicados por el fundador de la tecnología. ¿Cómo ves este acercamiento entre el mundo académico y el Marketing de Contenidos, ya que estos mundos no suelen coincidir?

Esta es una pregunta interesante de analizar porque, por lo general, la academia está más dispuesta a acceder a más artículos académicos, y el Marketing de Contenidos muchas veces no llega a esta audiencia.

estoy totalmente a favor de crear una integración entre estas dos partessobre todo en Brasil, pues ya existen iniciativas así en el exterior.

Lo que sucede hoy es la academia ocurriendo por un lado y la aplicación de tecnología en el mercado ocurriendo por el otro.

En otros países, las propias empresas invierten en investigación dentro de la academia para traerles soluciones. El camino que veo es integrar cada vez más estos espacios a través de iniciativas públicas o privadas. integrar la academia y el mercado.

Creo que puede traer un mayor compromiso del segmento académico en la lectura de contenidos sobre la aplicación de esa tecnología en el mercado. Además, la gente en el mercado podría tener más adherencia al material académico.

¿Cómo se posiciona la Fundación IOTA con respecto a este tema?

Tenemos una iniciativa enfocada en la digitalización de la Industria 4.0, que es cuando Business to Business (B2B) tiende a convertirse en Machine to Machine (M2M), donde las propias máquinas se interrelacionarán, negociarán y comercializarán servicios y bienes.

En este contexto, la Fundación IOTA, como fundación sin fines de lucro, tiene interés en fomentar un ecosistema para este desarrollo, para que todos podamos evolucionar en él.

Estamos en un momento de invitación, invitando a las asociaciones e instituciones a la estandarización de procesos y protocolos, así como a las industrias y la cadena de suministro, a sumarse a favor del desarrollo de este modelo.

Lo veo como una gran herramienta que se puede utilizar para acercarse. A través del Marketing de Contenidos podemos acercar la academia y unirla al propio mercado.